Miranda Kerr

El protagonista de nuestra historia se llama David Kiely y es un pobre pringao al que se le ha venido el mundo encima porque una cámara grabó como veía unas fotos de la modelo Miranda Kerr en el ordenador de su trabajo.

Por desgracia, esa cámara estaba emitiendo en directo para una televisión australiana, así que cuando alguien descubrió a David alegrándose la vista, la coña se convirtió en noticia a nivel mundial.

Después de que el video se viera en todos los telediarios, en Internet surgió una iniciativa popular para que el banco no despidiera a David. Y parece que ha tenido éxito. El banco ha manifestado que el pobre David podrá mantener su puesto de trabajo.

Pero la historia no acaba ahí. Al parecer, todo fue una broma de sus compañeros de trabajo en la que incluso estaba involucrado el supervisor de David. Después de enviarle las fotos, cuando empezó la emisión, le pidieron que revisara su correo. El resto puedes verlo en el video. Cuando se acaban las fotos, la última frase del mensaje es: "Date la vuelta". La cara que pone David no tiene precio...

En cualquier caso, está bien que no lo hayan manadado a la calle y hay que reconocer que, aunque sean una panda de hijos de puta, sus compañeros saben como gastar una broma.



  • Deja un comentario

Escribe tu comentario: (máx. 450 caracteres)
Usuario:
Tu mensaje: